Cebolla Babosa sel. Primosa

Cebolla Babosa sel. Primosa

Cebolla grande tardia de Lérida

Cebolla grande tardia de Lérida

Cebolla Dulce de fuentes

Bulbos de forma globosa con túnicas blancas y exteriormente de color amarillento. Precocidad media, muy voluminosa, dulce y conservación aceptable. Siembra: Octubre-Noviembre o Enero-Febrero según zonas. Directamente en el terreno de asiento con dosis de 6-8 kgs./Ha. O en semillero con 10 grs./m.2 trasplantando con tamaño de un lápiz al marco de 15 x 20 cms. Cosecha: Desde primeros de Julio hasta Septiembre según su época de siembra y zona de cultivo. •Peso neto: 4 gramos •Nº de semillas por cada sobre: 1200 semillas aproximadamente
1,25 €
En stock

Cebolla

La cebolla (Allium cepa) es una planta herbácea de la familia de las Aliáceas que presenta un sistema radicular formado por numerosas raicillas fasciculadas, que salen a partir de un tallo a modo de disco. Este disco caulinar presenta numerosos nudos y entrenudos (muy cortos), y a partir de éste salen las hojas. Las hojas tienen dos partes claramente diferenciadas: una basal, engrosadas como consecuencia de la acumulación de sustancias de reserva que forman el bulbo, y otra terminal, que es la parte verde y fotosintéticamente activa de la planta. La forma y colores de los bulbos son muy variables característicos de cada variedad. Tienen un olor y sabor típico con notable poder bactericida.

CONSEJOS GENERALES PARA EL CULTIVO DE LA CEBOLLA

  • Sembrar en la época adecuada según el ciclo de la variedad y zona de cultivo. Puede hacerse en semillero (6-8 grs./m2) o en siembra directa con semilla desnuda (5-6 Kg/Ha) o pildorada (600.000-1.000.000 píldoras/Ha).
  • Buscar las fincas más fértiles y que no sean arcillosas.
  • Preparar bien el suelo y con una capa superficial fina (2cm.)
  • Utilizar un abonado de fondo rico en Nitrógeno y Potasio. Si se aporta estiércol, es preferible hacerlo 3-4 meses antes de la siembra. No aportar más Nitrógeno cuando el bulbo de la planta está a mitad del desarrollo.
  • Mantener el campo libre de malas hierbas, ya que al tener poca superficie foliar invade rápidamente el cultivo y afecta mucho al rendimiento.
  • En Primavera controlar Mildiu, Botritis (en años lluviosos) y los trips durante todo el cultivo.
  • En el uso de herbicidas, fungicidas e insecticidas, se deberán seguir las instrucciones de la casa suministradora.
  • Una semana antes de la recolección es deseable un tratamiento antifúngico de amplio espectro (contra Fusarium, Rizoctonia, etc..) para que los bulbos entren en el almacén lo más limpios posible.
  • Es importante que en el momento de la recolección, la cebolla haya perdido el exceso de agua por lo que se tendría que prescindir del "último riego".
  • Recolectar con cuidado y lo antes posible una vez arrancadas
  • Es fundamental almacenar la cebolla en perfectas condiciones de ventilación y temperatura para obtener una óptima conservación, dentro de las características de cada variedad.