Orégano ecológico

Orégano ecológico

Perejil común 2 hoja grande ecológico

Perejil común 2 hoja grande ecológico

Pepino Marketmore 70 ecológico

Variedad de frutos de tamaño medio de unos 15 a 20 cms. color verde oscuro, exenta de pinchos, carne blanca, compacta y de exquisito sabor. Extremadamente productiva y de gran aceptación en los mercados. Forma de cultivo: Se siembra de Marzo a Junio, según la benignidad del clima, de asiento, a golpes y marco de 100 x 100 cm. Los hoyos se rellenan con mantillo cubierto con una ligera capa de tierra, depositando sobre esta cama 5 ó 6 semillas. Aclarar cuando las plantitas tengan unos 10 cms. dejando en cada hoyo las 2 más desarrolladas. También puede sembrarse en bandejas para su posterior transplante. Cosecha: Junio-Octubre. •Peso: 2,75 gramos •Nº de semillas por sobre: 100 semillas aproximadamente
1,50 €
En stock
SKU
645301
Pepino El pepino (Cucumis sativus), es el fruto de una planta herbácea anual de la familia de las Cucurbitáceas. La planta posee grandes hojas verdes con pequeñas espinas herbáceas y zarcillos que le permiten trepar por los tutores a fin de conseguir mejor calidad de frutos y más sanos. El pepino, es una hortaliza de piel verde más o menos oscura o incluso amarillenta, según la variedad, con forma cilíndrica y alargada de longitud variable. El interior es una pulpa blanca y acuosa con pequeñas semillas aplanadas repartidas a lo largo del cuerpo del fruto. Es un fruto muy refrescante. Hay tres tipos de pepinos: pepino corto o pepinillo, pepino mediolargo o francés y pepino largo u holandés. CONSEJOS GENERALES DE CULTIVO Es una planta de estación cálida. Detiene su desarrollo con temperaturas menores de 10-12 ºC. Prefiere los terrenos francos, sin problemas de encharcamientos y ricos en materia orgánica. La siembra se suele efectuar de Marzo a Mayo, aunque para otros ciclos la temperatura media diaria debe ser mayor de 12 ºC. Puede hacerse en semillero en bandejas o directamente en el terreno definitivo. Colocar unos tutores para conseguir que la planta esté erguida y los frutos no toquen al suelo. Controlar los problemas fitopatológicos que puedan surgir, teniendo especial cuidado en el Oidio y los ataques de araña. Recolectar cuando están tiernos. Pueden amargar si se recogen muy maduros o la planta ha sufrido algún tipo de stress. Elegir la variedad más adecuada a nuestras necesidades.