Rabanito redondo rojo selección Especial

Rabanito redondo rojo selección Especial

Remolacha Detroit 2

Remolacha Detroit 2

Rabanito redondo rojo punta blanca

Variedad muy apreciada para mercado, apropiada para cosechar Raíces en Primavera, Otoño e Invierno. Forma de cultivo: Se siembra todo el año, preferentemente de Septiembre a Mayo, sólo de asiento y a voleo o a líneas. Si la nascencia es abundante, cosa frecuente, las plantas se aclaran cuando tengan hojas, dejando una sóla cada 4 ó 5 cms. la semilla debe ser enterrada ligeramente. Recolección: A los 30 días de la siembra. •Peso neto: 15 gramos •Nº de semillas por cada sobre: 1800 semillas aproximadamente
1,25 €
En stock
RABANITO El rábano (Raphanus sativus), es una planta de la familia Crucíferas, que se cultiva por sus raíces comestibles. Es un cultivo muy fácil y rápido. Cada 30 días podemos tener rabanitos bien formados y listos para comer. Tiene diferentes formas (redondeado, mediolargo y largo) y coloraciones (blanco, rojo, rosa con punta blanca, etc.). Hay dos subespecies el sativus que es el rabanito y longipinnatus que es el rábano tipo japonés o daikon.. Muy apreciado en ensaladas por su colorido y sabor característico. CONSEJOS GENERALES PARA EL CULTIVO DE LOS RABANITOS Al ser una especie de crecimiento rápido y producir plantas de pequeño tamaño, la fase de la siembra es la más delicada. Utilizar una variedad adaptada a la época de siembra. Para las siembras de Otoño y Primavera, casi todas las variedades son aconsejables por ser la época de cultivo más fácil. Para las siembras de Invierno, variedades adecuadas para los días cortos y para siembras de Verano, variedades tardías y de raíz compacta. La textura de la parcela debe ser ligera o franca y de una buena fertilidad. Elegir un buen lugar de la parcela en función de la estación del año. En Invierno las siembras se harán bajo plástico o protegidas de alguna forma. En Primavera y Otoño se puede hacer en cualquier lugar, pero en Verano es recomendado sembrar en lugares sombreados y frescos. Sembrar semilla a semilla en líneas. Es más engorroso que la siembra a voleo pero se evita que la nascencia sea heterogénea con la pérdida de plantas al no formar la raíz correctamente, ya que el rabanito a pesar de su pequeño tamaño necesita una determinada superficie para su perfecto desarrollo. Enterrar las semillas a una profundidad correcta ya que influye sobre la forma posterior. Las variedades redondas superficialmente (0,5-1 cm. máximo) y las mediolargas a 2-3 cm. Regar frecuentemente, ya que al ser de crecimiento rápido necesita una humedad constante sin encharcamientos. Es muy adecuado el riego por aspersión. Si pasa periodos de sequía afecta al desarrollo y calidad de las raíces. Recolectar en el momento oportuno. Es más aconsejable recogerlos antes de su completo desarrollo que pasados, ya que la calidad se verá afectada.