Alcachofa Green Globe

Alcachofa Green Globe

Berenjena redonda negra Black Beauty

Berenjena redonda negra Black Beauty

Apio lleno blanco Pascal

Variedad de tallos largos, llenos, carnosos y tiernos. Su porte erecto facilita su aparcamiento para el blanqueo de sus tallos. Forma de cultivo: Se siembra en semillero de Septiembre a Febrero y para obtener frutos por Navidad, en Marzo-Mayo. Se trasplantan desde que tienen tres o cuatro hojas al marco de 90 x 40 cms. Unos días antes de la recolección y para lograr la blancura de sus tallos, conviene preservarlos de la luz solar. •Peso neto: 6g •Nº de semillas por cada sobre: 15000
1,25 €
En stock

Apio

El Apio (Apium graveolens) pertenece a la familia de las Umbelíferas. Posee tallos estriados que forman una gruesa penca, blanca, carnosa y crujiente. Toda la planta tiene un fuerte sabor, aunque el blanqueo de los tallos en el cultivo hace que pierdan estas cualidades, adquiriendo un sabor más dulce y el característico aroma que lo convierte en un buen ingrediente de ensaladas y sopas.
Se puede encontrar todo el año aunque los mejores se encuentran en otoño e invierno.

Se distinguen dos tipos:
Apio: Con peciolos carnosos que se llaman pencas.
Apio-nabo: Peciolos poco desarrollados, pero forman un hinchamiento globoso y carnoso en las raíces.

CONSEJOS GENERALES DEL CULTIVO DEL APIO

  • Prefiere los suelos profundos, con abundante materia orgánica, y que no se encharquen.
  • Los riegos deben ser continuados pero no excesivos.
  • Es una especie que vegeta mejor con temperaturas suaves. Tiene escasa resistencia a las heladas y los excesivos calores paralizan su desarrollo
  • Se multiplica por semilla, en semilleros, generalmente en bandejas para obtener plantas listas para trasplantar cuando tienen 4-5 hojas.
  • De Septiembre a Febrero para la exportación y en Abril-Mayo para cosechar en Diciembre aprox, que es lo normal en el mercado interior.
  • Se trasplante en hileras distanciadas 50-70 cm. y entre plantas 20-30 cm.
  • Un mes antes de la recolección se puede recalzar a un tercio de la base para conseguir unas pencas más blancas, tiernas y dulces.