Fresones 4 estaciones

Fresones 4 estaciones

semillas girasol pipas

Girasol para pipas

Garbanzo Badil

Variedad vigorosa, muy rústica, adaptable a diferentes condiciones de cultivo, productiva y de excelente calidad. El grano es de tamaño medio-grande, de forma redondeada, con tegumento algo rugoso, línea de cotiledones poco pronunciada y pico intermedio. Color marrón amarillento muy atractivo. 33-35 gramos/100 semillas. Variedad seleccionada por su producción y calidad, con baja absorción de agua en la cocción, baja dureza del grano y piel fina. Muy adecuada para producir garbanzos de calidad. Forma de cultivo: Se siembra generalmente a finales del Invierno en líneas de 40-70 cm. y empleándose una dosis aproximada de 100 Kg/ha. Es un cultivo de secano que resiste a la sequía, aunque un riego antes de la floración y en la fase de llenado de vainas aumenta los rendimientos. Buena Tolerancia respecto la Rabia y Fusarium. Recolección en verano. •Peso neto: 45 gramos
1,25 €
En stock

Garbanzo

El garbanzo (Cicer arietinum) es una planta anual de la familia de las Leguminosas. Es una especie de clima semiárido muy extendida en países cálidos. Se trata de una planta herbácea, con flores blancas que desarrollan una vaina en cuyo interior se encontrarán 2 ó 3 semillas. El garbanzo es una legumbre con importantes cualidades culinarias y nutritivas muy rica en proteínas.

CONSEJOS GENERALES PARA EL CULTIVO DEL GARBANZO

  • Elegir parcelas ligeras sin problemas de encharcamiento
  • Sembrar a razón de 1Kg cada 100 m2, a chorrillo en líneas separadas 60-80 cm.
  • No soporta bien las heladas extremas. Las zonas cálidas permiten siembras de otoño-invierno, aunque es muy común las siembras de Enero-Febrero. Germina con temperaturas mayores de 10ºC.
  • Se trata de un cultivo resistente a la sequía con pocas necesidades de agua por lo que con 1 o 2 riegos es suficiente para tener un buen cultivo.
  • El problema fitosanitario más importante es la “rabia del garbanzo”, que es un hongo que puede atacar al garbanzo en primavera cuando hay épocas de lluvias y temperaturas suaves. Con el empleo de semillas certificadas y tratamientos de fungicidas adecuados, controlaremos el problema.
  • Recolectar cuando las planas estén casi totalmente secas.
  • Guardar las semillas en lugar seco y ventilado hasta el momento del consumo.